Una donación para este Blog nos mantendría motivados para seguir dándote buena información. Gracias

jueves, 14 de noviembre de 2013

REFLEXIONES SOBRE EL MATCH DE CHENNAI 2013, ODISEA DE SUPER ORDENADORES Y ERRORES HUMANOS

 
El Ajedrez actual es una actividad de micro errores, o errores cuánticos, pero los ordenadores o softwares computarizados le han dado un grado de accesibilidad al entendimiento de los simples mortales.

En el match de Chennai India 2013, muchas "fábulas o leyendas" sobre la ayuda que están recibiendo Anand y Carlsen de super cerebros con cientos de procesadores en paralelo, asemejan a este duelo con una película de Steven Spielberg. Pero en este encuentro, ¿Qué ha sido más evidente: ¿las jugadas tipo maquina o los errores humanos?




<span class="color1">Anand and Carlsen impressive with black</span>


REFLEXIONES SOBRE EL MATCH DE CHENNAI 2013, ODISEA DE SUPER ORDENADORES Y ERRORES HUMANOS

Se han cumplido las cuatro primeras partidas del match por el Campeonato del Mundo de Ajedrez que se juega actualmente en la ciudad de Chennai la India entre el 09 y el 28 de Noviembre de 2013, y sería bueno empezar a hacer reflexiones honestas sobre lo acontecido en este primer tercio del evento.

Primeramente tendremos que hacer una presentación de estos dos protagonistas del duelo, los cuales tiene en vilo a la gran población de adeptos al ajedrez, el segundo deporte más jugado en el mundo formalmente.

Lo que sucedió con el primero de ellos antes de cumplir sus 13 años, 4 meses y 27 días siempre será motivo de especulación, puesto que hasta el mismo Magnus Carlsen ha referido “que tiene escasa memoria” para esos envoltorios que adornaron su vida como infante antes de graduarse como Gran Maestro del Ajedrez.

 

Lo cierto es que un jovencito de 11 o 12 años, era otro de los del montón, cuando pujaba como un intruso o advenedizo cultor de la disciplina en torneos de cierto nivel, preferiblemente le gustaba desgastar incontables horas de práctica a través de su ordenador jugando partidas por internet u on line. Según él, esta práctica le dio mucho de su fuerza actual, sobre todo en confianza, tal y como lo hacen innumerables mozuelos incluso de menos edad por la red informática.

Actualmente, refiere el número 1, que resulta sencillo el trámite hacia el conocimiento ajedrecístico, por la inagotable base de datos e información que posee este mundo globalizado. Cosa contraria al trabajo que tuvieron que realizar los Grandes Maestros románticos, modernos y clásicos, peleando arduamente contra los avatares de la desinformación, la no transmisión de los legados ajedrecísticos y una oscurantista manera de tratar al ajedrez como juego bohemio o de superdotados. Dice: “En un DVD puede haber la información necesaria para llevar a un joven cualquiera a convertirse antes de los 13 años en un poderoso Gran maestro” y esto es una gran ventaja. A pesar de su corta edad comenzó a trabajar antes que Kramnik y Anand con ordenadores (aunque esto no me lo creo mucho pues según mi conocimiento esta razón o record la tienen Anand y Kasparov desde antes que Carlsen dejara los pañales).

 

Carlsen ha alcanzado lo que ningún mortal se hubiera pretendido y soñado siquiera alcanzar. Ya que ha superado el puntaje que Gary Kasparov ostentó durante muchos años como el jugador de mayor ranking jamás nacido. Incluso muchos especialistas de la FIDE se equivocaron al deducir y profetizar que esta barrera nunca sería rebasada o por lo menos en 50 años el Ogro de Bakú mantendría dicho record en sus manos. Pero otra fue la historia, ya que el Mozart del Ajedrez, no solamente ha superado este puntaje, sino que ha apretado el acelerador del marcador del mismo y no parece tener prejuicio alguno a la hora de sumarle y sumarle más puntitos a este impresionante score, esto aún más prodigioso cuando lo hace enfrentando quizá a la mayor y mejor generación de ajedrecistas que puedan haber existido en este planeta.

Hoy en día Carlsen goza de una reputación de “inconsistente y jugador vago” e incluso no se considera especialmente inteligente, pero si efectivo, ya que para él el ajedrez ocupa sitio privilegiado a pesar que también se da el lujo de practicar algunas actividades físicas de esparcimiento y recreación, quizá sapiente de que todo ajedrecista depende de una máquina esencial-el cerebro- y que esta máquina debe estar lo suficientemente aceitada u oxigenada para mantener este ritmo de triunfos en una actividad tan exigente como loes el ajedrez.

Su hermana Ellen fue una especie de motivadora de su aprendizaje primario en la disciplina y del comienzo de su carrera, ya que con apenas unos 5 años de edad y a regañadientes apurados por la intención de un padre súper obsesionado por el ajedrez, empezaron a compartir estudio y análisis del juego, refiriendo que en unos meses ya se habría hecho un insaciable devorador de libros especializados

Carlsen sonríe al decir: “cuando aún no tenía ni dos años, quería hacer rompecabezas de cincuenta piezas. Además quería saber las marcas de todos los coches corrientes, con apenas dos años y medio. Me gustaba leer libros de geografía, con cinco años y logré aprender todos los países de la tierra, con su capital y su población. Pero probablemente, el ajedrez para mí sólo era una ocupación más.
“Después de mis primeros bajones en mi forma deportiva y el encuentro con kasparov (¡ese hombre es una verdadera máquina de analizar ajedrez!)Comprendí que el Ajedrez necesita de mucho trabajo y dedicación y que lo importante no es llegar a ser alguien en este juego, sino mucho más importante y complejos mantenerse”. “Es probable que yo no estaba muy interesado en darle al ajedrez la importancia que necesitaba” “Hoy en día lo estudio más decididamente, sobre todo la fase de los finales”.

Carlsen se caracteriza por ser un jugador ambicioso y de notable capacidad volitiva, No se rinde nuca y plantea giros violentos en sus partidas, imprimiéndole una clara atmósfera volátil a las variantes que tiende a jugar, en eso quizás se aparece un tanto a su pseudo entrenador Gary kasparov. No necesita estudiar mucho las aperturas y tampoco le preocupa que sus rivales sean unos especialistas en ellas, ya que siempre tiene la suficiente creatividad e imaginación de salirse de cualquier laboratorio casero preparado entes de sus juegos, por lo cual sus rivales se ven seriamente afectados en este aspecto cuando le enfrentan.

Tal es el caso de este match, donde la preparación psicológica de Anand debe haberse centrado en cómo enfrentar esos violentos cambios de paso que en el baile del noruego son profusos y congruentes. Ya lo demostró en su primera parida y en la tercera cuando vario su movimiento 3. Ag2 por 3. c4 y en la escogencia de un doble sistema de fiancheto en su primera partida para enfrentar a un adecentado conocedor del juego de las aperturas como Anand.

En la tercera partida sorprendió también con una apertura como la Caro Kahn, una cosa que quizá no se adapta a sus concepciones sobre el juego y mucho menos a su estilo raudo e incisivo. Pero lo hizo bien y quedo muy bien parado, ante un Anand que poco sacó de la apertura.

La 4ta partida sin duda ha sido su mejor juego de las cuatro jornadas, quizá un poco ayudado por las complicaciones tácticas planteadas por su rival, quién sorpresivamente dio un peón al niño prodigio a cambio de una supuesta iniciativa que muchos especialistas dieron como verídica, aunque en nuestra modesta opinión esta era solamente un “aguacero con el sol caliente”. En resumidas cuentas el noruego siempre estuvo mejor y presto a alcanzar una ventaja significativa.

Quizá le faltó valorar con mayor profundidad estratégica el juego resultante y dio muestras de una debilidad conceptual en algunos pasos de este interesante encuentro (por ejemplo: 11.c5 en la primera partida, 21…Tac8 en la segunda partida y 28.e3 en la tercera del match, jugadas harto innecesarias). Al promediar la partida y después de su sutil  31…g6 nadie daría un medio por la posición del indio Anand, más aún a sabiendas que se podían seguir sucediendo cambios para llegar a un final neto, donde las ventajas del noruego serían irrefutables ya que éste ha demostrado ser un virtuoso de esta etapa de la partida, sin menospreciar el talento de Anand para lo mismo.

Con respecto a la contraparte del match, el indio Anand Viswanathan, mal nombrado Viswanathan Anand (un problemita del gentilicio familiar que su padre en alguna que otra ocasión se ha molestado en aclarar) se ha ganado desde hace mucho su pedestal en la historia del ajedrez y por ende en la historia de la cultura humana. Nacido en  la humilde y populosa población de Madrás aprendió a jugar ajedrez cuando contaba los seis años de edad. Desde muy joven mostró un singular talento para el juego. Llegando a ser en el año 1984 el primer jugador de la India en obtener un título de Maestro Internacional.

En 1985 año de mucho auge ajedrecístico, auspiciado por el match entre las dos K, se proclamó como campeón nacional de su amada India, campeonato que obtendría en dos ocasiones más.  1987 fue bueno para él también al coronarse campeón del mundo juvenil, logrando ese mismo año el codiciado título de Gran Maestro (igualmente fue el primero nacido en la India). Desde sus inicios, Anand, conocido familiarmente como Vishy, hace magia en el mundo del ajedrez por la facultada rapidez de su juego, juego que no perdía profundidad a pesar de tal situación. Su mayor éxito internacional no tardó en llegar cuando en 1991 logró su primer triunfo en un torneo de élite al ganar el torneo Reggio Emilia superando en la tabla final de clasificación nada menos y nada más que a Kasparov y Karpov entre otros notables Grandes jugadores.

Anand ha ganado siete veces el Oscar del ajedrez, lleva más de 11 años entre los top ranking del ajedrez y por supuesto es el campeón del Mundo FIDE vigente, pedestal que se ha dado el lujo defender el varias ocasiones contra terribles y portentosos rivales.

Sus principios y valores como ser humano, apartando el ajedrez, lo señalan como un hombre de familia e identificado profundamente con la problemáticas sociales de su inmensa nación, donde es una especie de ídolo patrio y donde se ha encargado de ayudar a muchas personas de todos los estratos sociales utilizando su figura emblemática. Se podría decir que Anand es una especie de divo viviente, de los más populares Campeones que haya tenido jamás el deporte ciencia.

Su estilo es posicional, y su juego lleno de transparencia tanto como lógico (aunque más bien parece como un vaso de agua cristalina con una gota de veneno) y su notable paciencia y verbo culto le caracteriza fuera y dentro del tablero donde quiera que va. Es expresamente un hombre preparado que a diferencia de Carlsen nunca ha desdicho o manifestado comentarios adversos para con la disciplina que lo sustenta. Aunque ha hecho en otra oportunidad oportunas y ajustadas críticas a la FIDE, se considera un apaciguador o reconciliador del ajedrez más que un crítico traumático de las fallas institucionales.

En una oportunidad se dio el lujo de derrotar en el mismo torneo a las 2 K (Kasparov y Karpov utilizando menos de 30 minutos en su control del reloj de ambas partidas) lo que le valió el mote de la mente más rápida del planeta.

En este match contra Carlsen Anand busca desmentir ciertos argumentos planteados sobre el ajedrez en los últimas décadas y la incorreccionable adepción del juego de los escaques al mundo de los jóvenes maestros. Ya que hoy en día el promedio de edad de los Grandes Maestros vivientes debe andar entre los 25 y 30 años y la edad promedio con que se gradúan oscila entre los 12 y 17 años, Anand con casi 45 años sigue siendo el Campeón del mundo.

En sus manos está demostrar que la experiencia y la fuerza volitiva de los Grandes Campeones es un problema de preparación, de disciplina, de sacrificios perennes sobre el tablero y no el producto de una incontrolable maraña de conocimientos esparcida en el mundo por la globalización de la información fortuita y gratis.

Por supuesto que haría mucho bien al ajedrez tener un Campeón Mundial joven, y Anand lo sabe y lo ha manifestado, pero él no está dispuesto a dejarle su cetro a ningún insulso jugador (no nos referimos a Carlsen ¡Ojo!) producto de los medios publicitarios más que del trabajo técnico profundo en la disciplina.

Anand se ha visto muy bien en sus 4 encuentros de este duelo, pero sin duda el nerviosismo le ha jugado alguna que otra jugarreta, ya que en momentos críticos ha dejado escapar cierta oportunidad de ventaja clara. Por ejemplo en la primera del match desdeño continuar insistiendo en obtener profundidad en la posición cuando repitió jugadas para una tablas y no un posible afianzamiento en el flanco dama donde tenía inobjetable ventaja (jugando 15…b5 lo lograba).
Posteriormente en la segunda partida con piezas blancas, la idea de tratar la apertura muy lógicamente sin proponer agudeza en el cúmulo de variantes fue un error e incluso en la etapa final debilita sus opciones en el flanco de rey con un 19.h5 en vez de 19.g4!, que era una propuesta manifiesta a dejar las cosa en paz.

Las cosas en la tercera partida para él no estuvieron claras ¿Porque razón?, pues con la notable ventaja obtenida con piezas negras, tras un trato indecoroso de Carlsen en el sistema inglés, debió agotar más recursos (tal y como lo manifestó el propio Kasparov) en la posición resultante. Esta situación es peligrosa para él pues ante un rival tan molesto e incisivo como Carlsen lo mejor es atosigarle constantemente de preocupaciones y no dejarle aflorar su juego imaginativo e irreverente. Cualquier devaneo del campeón Mundial a la hora de concretar las ventajas dejará el camino expedito al noruego para explotar su juventud y quizá mejor condición  física para un match corto y que puede definirse en las partidas blitz, donde Carlsen es prácticamente infalible.

De la cuarta del duelo ya hablamos y en cuanto a Anand, sencillamente “se enredó en sus propios pies”, al no tratarse quizá de una variante preparada en la familiaridad y tranquilidad de su séquito de analistas, Anand demostró cierto apego a lo inescrutable o azarístico, pues su dudoso sacrificio de peón no hizo más que recordar las excentricidades de un Fischer en el match del 72 jugado en Reykjavik. Si era una forma de acalorar a Carlsen o de otorgarle cierta floritura es te match, lo ha logrado con creces pues a más de uno infartó el dichoso sacrificio ni siquiera justificado por los poderosos ordenadores actuales.

Pero el match sigue, quedan 8 juegos por delante y es de difícil vaticinio, quién quiera opinar sobre un posible resultado de este match se estaría engañando así mismo, pues ambos jugadores poseen algo que el otro no posee (Carlsen juega cualquier tipo de posiciones con una facilidad pasmosa y Anand es un jugador acostumbrado a posiciones típicas, mientras Anand posee mucha más experiencia en  match individuales y en la preparación que esto acarrea) esas virtudes y carencias podrían jugar papel importante en el desenlace de este duelo el cual, no está demás connotar, como el match más interesante de los jugados por el campeonato del Mundo del ajedrez desde el enfrentamiento entre Anatoly Karpov y Gary Kasparov en 1984.


¿Mi favorito? Bueno, prefiero inclinarme por Anand, si me equivoco habrán mil excusas que lo justificarán, por otro lado Carlsen no tiene ninguna excusa para fallar en la empresa que se ha decidido asumir.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

BIENVENIDO A AJEDREZESMINUNDO. NOS GUSTARÍA QUE DEJARAS UN COMENTARIO SOBRE LA PÁGINA Y SOBRE LAS NOTAS ESCRITAS EN EL

VER ENTRADAS POR FECHA

Entradas populares

Chessbase Noticias en Español

Traducir esta página

English plantillas curriculums vitae French cartas de amistad German documental Spain cartas de presentación Italian xo Dutch películas un link Russian Portuguese Japanese Korean Arabic Chinese Simplified

Visitas a mi web