Una donación para este Blog nos mantendría motivados para seguir dándote buena información. Gracias

jueves, 9 de junio de 2016

¿ESCUELA PARA EL AJEDREZ Ó AJEDREZ ESCOLAR?


¿ESCUELA PARA EL AJEDREZ Ó AJEDREZ ESCOLAR?
Hoy en día el ajedrez ocupa un alto status entre las actividades culturales en el mundo entero. Ya no son las épocas cuando se pensaba que un ajedrecista no era más que un bohemio, loco, vago o fanático de los juegos de mesa. Sondeando el panorama vemos que muchos países en el mundo pretenden colocar el ajedrez dentro de sus sistemas educativos, como una materia alternativa...




Hoy en día el ajedrez ocupa un alto status entre las actividades culturales en el mundo entero. Ya no son las épocas cuando se pensaba que un ajedrecista no era más que un bohemio, loco, vago o fanático de los juegos de mesa. Sondeando el panorama vemos que muchos países en el mundo pretenden colocar el ajedrez dentro de sus sistemas educativos, como una materia alternativa, extra curricular o complementaria, si es que ya no la tienen como materia obligada en sus pensum de estudios, por ejemplo Reino Unido, India, China, Venezuela, El salvador, y Armenia entre otros muchos ya gozan de este prerrequisito académico (Bolivia por medio de su Presidente Evo Morales la propuso en el 2011)
Lamentablemente para Venezuela ha sido difícil entender, por no decir implementar el decreto presidencial que en el año 2005 el Presidente Bolivariano Hugo Chávez instauró nombrando al ajedrez materia obligatoria en toda escuela pública y privada del país (Gaceta Oficial N° 38.172). Efectivamente, Aristóbulo Istúriz, siendo Ministro de Educación y Deportes, firmó la referida Resolución en el Teatro Municipal de Caracas ese 23 de abril; aunque esto, a estas alturas (2016) sea de la vista gorda de Ministros, Coordinadores de áreas, supervisores de zonas educativas y en fin del personal docente de todo el país, sumándole que padres y representantes en poco se ocupan de hacer reclamos o señalamientos para que este decreto encuentre sostén y apoyo constitucional y del soberano.


Pero el “Ajedrez Escolar” no parece ser la misma cosa que “Escuela para Ajedrez”, tal y como se ha pretendido por los pseudo especialistas en la materia la pretensión del ajedrez escolar “no es la formación de Grandes Maestros de Ajedrez, sino la utilización de esta materia para el desarrollo intelectual y cognitivo de niños y niñas de todo el país”.
Lo anterior, a nuestra manera de ver las cosas es el principal defecto que posee esta iniciativa gubernamental  y educativa ya que dentro de la estima socializadora del ajedrez y por su innegable método de exigencias propias, es impensable que este pueda aportar ningún tipo de recurso reverso y de lateralidad dentro del ámbito cognitivo o meta cognitivo fuera del ámbito deportivo y competitivo. Es nuestra teoría que el ajedrez debe ser comprendido y practicado por largo tiempo para que pueda aportar a sus cultores diversos modelos de pensamiento lateral y de desarrollo neurofisiológico. Entre estos: dominio de la lógica, comprensión geométrica real y abstracta del mundo circundante, motivación integral soportada por las cuatro patas de su estructura: atención, curiosidad, interacción y niveles de aspiración, y por supuesto el desarrollo de los necesarios elementos del orden evolutivo de la especie y de sus estados de super adaptación.
Innumerables experiencias y laboratorios señalan que la exposición de niños en etapa pre escolar a este tipo de actividades, sugieren riesgos de traumas didácticos y pedagógicos, por lo que la terrible utopía de un ajedrez para niños entre 0 y 6 años no es más que una equivocada visión de estos efectos y causas.
Las primeas fallas de estos experimentos educativos vienen del hecho que no se cuenta con un personal capacitado para enseñar el ajedrez en edades tempranas, pues un educador, monitor o instructor ajedrecístico debe poseer tanto preclara capacidad didáctica, pedagógica, metodológica y orientadora como también una vasta experiencia como maestro y cultor del ajedrez. Imagínense a los maestros integrales y bibliotecarios sin experiencia en la rama competitiva y del desarrollo volitivo del ajedrez tratando de enseñar algo que no está dentro de sus dominios neurofisiológicos o dentro de sus regímenes de destrezas de su homeostasis corporal, mucho menos como modelo integral de su intelecto comprensivo. Esto pretendiendo que a través de un taller o cursillo donde aprendió someramente los recursos básicos del juego pueda luego transmitirlo a sus aprehensores, aun contando con cualquier tipo de recurso psicológico o pedagógico existente.
En Armenia por el contrario tanto el Primer Ministro de ese país como el Presidente de su Federación de Ajedrez consintieron en señalar que el ajedrez obligatorio en ese país dentro de escuelas de educación tiene como principal meta la creación de Grandes Maestros. Este sería el otro lado de la moneda y a mi manera de ver las cosas el camino correcto de instaurar el ajedrez en cualquier medio educativo nacional.
Es por ello importante llevar estas iniciativas a planos de control estadístico y de laboratorio científico que soporte su marco legal, (hoy en día en Venezuela solamente se soporta por un decreto presidencial o por la firma de un ministro). Las edades idóneas para estos ensayos está entre los 9 y 12 años y los resultados serán mucho mejores si se contempla su implementación en niños que cumplan con los requisitos de la enseñanza escolar, no de la pre escolar. No en balde los recursos de reversibilidad y de pensamiento abstracto son propios de estas edades, más que de niños que ven a un mundo meramente simbólico.
Existe una confusión al situar al ajedrez dentro del renglón de juegos intelectuales, principalmente por que el ajedrez no es un juego (no existe el azar) y segundo porque todos somos inteligentes pero no todos juegan al ajedrez en el mundo, ni podríamos llegar a comprender el ajedrez (muchos  tantos no llegan siquiera a entender el movimiento del caballo).
Por otra parte el mismo ajedrez no consiente su inserción dentro de planes educativos o métodos educativos, ya que para los que lo hemos practicado en todas sus semblanzas, es notorio que el ajedrez posee su propio método y esencia creativa propia de las actividades catalizadoras del pensamiento constructivo. Por lo tanto son los planes educativos los que deben adaptarse a el.
Dejaré para finalizar algunos pensamientos o citas de notables cultores y especialistas del ajedrez que proponen una reconsideración del problema del ajedrez para la educación:

“Ninguna persona puede obtener nada del ajedrez sino lo ha comprendido primero”
Bent Larsen, Gran Maestro y Leyenda del ajedrez

“El ajedrez no puede darte nada que no poseas, pero si puede ayudarte a desarrollar lo que ya tienes”
Boris Zlotnik, Pedagogo y Gran maestro de ajedrez

“Las posibilidades de utilizar el ajedrez como medio para enseñar lecciones académicas, así como también en ámbito extra curricular están todavía insuficientemente investigadas”.
B. Gashunski Científico, Doctor en Pedagogía.

“El Pensamiento crítico (no presente en niños menores a 7 años) tuvo una gran importancia dentro del Proyecto de la Inteligencia de los años 80 en Venezuela.

Stenberg Robert, Intelligence Applied









No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

BIENVENIDO A AJEDREZESMINUNDO. NOS GUSTARÍA QUE DEJARAS UN COMENTARIO SOBRE LA PÁGINA Y SOBRE LAS NOTAS ESCRITAS EN EL

VER ENTRADAS POR FECHA

Entradas populares

Chessbase en español

Traducir esta página

English plantillas curriculums vitae French cartas de amistad German documental Spain cartas de presentación Italian xo Dutch películas un link Russian Portuguese Japanese Korean Arabic Chinese Simplified

Visitas a mi web